Los Arribes del Duero

En la Frontera de España y Portugal existe un Parque natural donde el Rio Duero y sus cascadas forman un paisaje impresionante.Os hablo de los Arribes de Duero, un espacio natural privilegiado que destaca por su variada fauna y flora.

Dentro de los límite de los Arribes está la localidad zamorana de Fermoselle, un pueblo que conserva su antiguo trazado medieval de callejuelas estrechas y de piedra.En lo alto quedan restos de un antiguo castillo, el Castillo de Doña Urraca, del que apenas quedan en pie unos cuantos vestigios.

En Fermoselle teneis una de las Casas del parque donde podeis obtener información sobre las rutas y los lugares de interés de los Arribes.

Nuestra siguiente parada fue en Villarino de los Aires y más en concreto en el Teso de San Cristóbal, un santuario prehistórico.En este lugar hubo asentamientos de pueblos celtíberos y de ello quedan restos en sus rocas grabadas y en las sepulturas de piedra.

Las formaciones rocosas son sorprendentes

No os asusteis si veis muchas águilas volando

En el Teso de San Cristóbal encontrareis una ermita con el santo, un santuario rupestre, además de un área de recreo.

Otro lugar  que debeis visitar es la Playa fluvial del Rostro desde donde parten los barquitos que recorren el Río aguas abajo hasta la presa de Aldedávila.

Es precisamente en Aldeadávila donde mejores vistas tendreis del río y de su entorno a través del Mirador del Fraile.

Como curiosidad, el embalse de Aldeadávila es el que produce mayor energía de toda España y donde está ubicada la central de Iberdrola.

En los Arribes hay infinidad de rutas de senderismo, pero si hay una que os recomendaría es la que parte del pueblecito salamantino de Masueco y te lleva a la Cascada del Pozo de los Humos, una cascada espectacular en mitad de la montaña .Su nombre viene de la nube de vapor que se forma cuando cae el agua..

La ruta desde el pueblo es de unos 3 kms, más otros 1200 metros de bajada de la montaña.

Al final del sendero hay una plataforma suspendida en el aire desde donde se aprecia todo el agua que cae.

La subida es un poco empinada y te deja casi sin aliento, pero vale la pena por ver la cascada en todo su esplendor.

Esto que os he contado es una mínima parte de lo que se puede ver,  porque en los Arribes hay mucho más :miradores, rutas, castillos y hasta dólmenes como el de Sayago, pero de eso os hablaré en mi próximo post.

2 comentarios en “Los Arribes del Duero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s