El Castillo de Loarre

El castillo más famoso de toda Huesca es el Castillo de Loarre, ya que fue escenario de una superproducción de Ridley Scott, como fue la filmación de la película «El Reino de los Cielos», en la que participaban actores como Orlando Bloom, Jeremy Irons y Liam Neeson entre otros.

Llegar a este castillo es como sumergirte en la Edad Media y en la época de las Cruzadas.

Está muy bien conservado y representa uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y civil en Europa.

El castillo primitivo empezó a construirse  por orden del Rey Sancho III el Mayor de Navarra, formado por el edificio real, la capilla y el Torreón de la Reina, el patio de armas, las estancias militares y de servicio y la Torre del Homenaje.

Cuando se inician las obras de fortificación y configuración actual se añade al castillo el componente religioso, con la fundación del monasterio de canónigos de San Agustín.

A la muerte de Sancho Ramírez, su hijo Pedro I constituye Montearagón como cabeza de la congregación, lo que quita a Loarre su carácter monástico.

A partir del siglo XII Loarre inicia su declive.

Un paseo por el interior del castillo es un atractivo recorrido por torreones y pasadizos hasta llegar al Mirador de la Reina desde el que se contempla una fantástica panorámica de la Hoya de Huesca.

Vamos a empezar la visita:La muralla exterior rodea todo el conjunto por el sur.El resto está protegido por la roca donde se asienta el castillo.Su perímetro está compuesto por torreones semicirculares , excepto uno rectangular en recodo para evitar el ataque de posibles invasores.

Después de la puerta de entrada hay una escalera de acceso bajo espectacular bóveda de cañón.

La Cripta de Santa Quiteria y desde allí accedeis a la Iglesia de San Pedro, Capilla Real de estilo románico del siglo XI.

Si continuais  la visita vereis los calabozos, utilizados como despensa por los monjes, la Sala de Armas y el Patio de Armas.

Existen dos torres; la Torre de la Reina con un bello conjunto de ventanas ajimezadas hacia el sur para proteger  y vigilar la puerta de entrada a la primitiva fortaleza y la Torre del Homenaje, la más alta del castillo que alberga en su interior cinco plantas y era un refugio idóneo en tiempos de asedio.

Con la entrada al Castillo de Loarre podeis visitar gratuitamente la Iglesia de San Esteban de Loarre, donde destacan los retablos de San Pedro, la Virgen del Rosario y del San Demetrio.

También podeis subir a su torre campanario.

Huesca

Para conocer Huesca nada mejor que empezar por la Catedral, edificada sobre la antigua mezquita musulmana en estilo gótico y con un retablo renacentista de Daniel Forment.

También en el caso antiguo se debe visitar la Iglesia y el Claustro de San Pedro el Viejo, uno de los ejemplos más importantes del Románico aragonés.

El Ayuntamiento, ubicado en un palacio renacentista aragonés

Y a pocos metros el Museo de Huesca, fundamental para conocer toda la historia de la ciudad

En época de calor nada mejor que refugiarse en el Parque de  Miguel Servet, un oasis verde para la ciudad. Dentro encontrareis bonitas fuentes y estatuas como esta de las Pajaritas.

La casita de Blancanieves, todo un homenaje para Walt Disney

El estanque de los nenúfares

Esta fuente con paredes de agua

Y una gran diversidad de plantas y árboles

Para terminar podeis dar una vuelta por su zona comercial en el Coso Alto y Bajo

Y llegar hasta su Teatro Olimpia

El Castillo de Montearagón

A tan sólo 7 kms de Huesca, en la localidad de Quicena teneis los restos de estos castillo-abadia de estilo románico.

Fue concebido como un conjunto fortificado formado por un castillo, viviendas militares, una iglesia y un monasterio.En la actualidad sólo se conserva la torre albarrana, la torre del homenaje y parte del recinto amurallado.

En el Museo Provincial de Huesca teneis un cuadro de como era el castillo.

Fue mandado construir por Sancho Ramírez de Aragón como lugar de residencia y cortes hasta su muerte, acaecida en la toma de Huesca (1094)

De sus restos románicos no queda absolutamente nada, ya que en 1935 sufrió un gran incendio que lo dejó prácticamente en ruinas.

A los pies del castillo vereis un campo de trigos y amapolas

Exposición:Orwell toma café en Huesca

Con motivo del 80 aniversario de la presencia de George Orwell en la Guerra Civil Española en el frente de Huesca, el Museo de la ciudad junto con el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón han organizado esta exposición en la que se nos ofrece una panorámica de la obra del gran escritor hasta llegar a su participación en la Guerra Civil Española.

George Orwell, socialista convencido, llegó a Barcelona para unirse en su lucha contra el fascismo el 26 de diciembre de 1936.En el cuartel de Lenín se alistó  en la columna del Partido Obrero de Unificación Marxista.Combatió en el frente de Aragón y durante un permiso conoció de primera mano los Hechos de Mayo de Barcelona en 1937.Tras sufrir una herida grave en el cuello, abandonó España el 23 de junio de 1937.

Homenaje a Cataluña (1938) constituye un relato literario, analítico y periodístico de su intervención en la Guerra Civil.

La experiencia española hace de Orwell un  feroz antiestalinista que denunciará los totalitarismos en Rebelión en la granja(1945) y en su obra maestra 1984(1948)

En la exposición vereis desde armas, fotografias, libros y periódicos de  la época hasta objetos e incluso una trinchera.